Como combatir el estrés

El estilo de vida que llevamos provoca en las personas estrés físico y emocional que repercute directamente en nuestro organismo y puede reflejarse en subluxaciones (pinzamientos en nervios), causantes de insomnio, ansiedad e incluso problemas digestivos…  Para nuestro cuerpo el estrés lo produce un cambio, ya sea bueno o malo, incluso un cambio imaginario también puede provocarnos estrés (preocupación).

Para empezar, definamos  ¿Qué es el estrés?

El estrés es nuestra capacidad de adaptarnos a los cambios de manera constructiva, por lo que el estrés nunca desaparece, lo único que varía es nuestra mejor o peor capacidad de adaptarnos a los cambios.

En nuestra sociedad, las fuentes de estrés se multiplican debido a las preocupaciones, las responsabilidades… Si añadimos una mala alimentación y falta de ejercicio, podemos entender por qué tanta gente desarrolla síntomas de estrés o cae en depresión.

El proceso de Subluxación Vertebral (pinzamiento nervioso) es un patrón de estrés no administrado causado por:

 . Estrés Físico: Producido por malas posturas, caídas o vida sedentaria.

 . Estrés Emocional: El más común. Revisa tus inquietudes, miedos y satisfacción personal hacia lo que te rodea.

 . Estrés Químico: Lo que ingerimos produce una reacción inmediata en nuestro cuerpo. Vigila la alimentación, la bebida y sobre todo evita “el alcohol y el tabaco”.

Esto provoca un círculo vicioso de tensión que a su vez perjudica nuestra salud y vitalidad.

La Quiropráctica puede ayudarte a detectar los problemas en tu columna vertebral y a deshacerlos progresivamente.

Él Ajuste Quiropráctico desbloquea las vertebras para que los músculos tendones y ligamentos se vuelvan a realinear en una mejor posición. Repetimos el proceso hasta que el hueso o huesos involucrados hayan liberado los nervios lo suficiente para que el cuerpo pueda comenzar el proceso de recuperación y realineación mejorando su capacidad de adaptarse a los cambios de manera constructiva.  Esto provoca una espiral ascendente que a su vez mejora nuestra salud y vitalidad.

Soluciones:

“La vida es movimiento, y el movimiento es vida”

Ejercite su cuerpo con regularidad para mantenerlo móvil, fuerte y flexible, además puede seguir las siguientes recomendaciones que le ayudaran a que su cuerpo y sistema nervioso se adapte de manera constructiva al Estrés:

  • Se consciente de tu respiración.

  • Medita, las técnicas de meditación ayudan al cerebro a salir del estado de estrés y alcanzar la relajación.

  • Escucha las señales de tu cuerpo, son muchas las que nos dicen que algo no va bien. Para identificarlas lo mejor es conocer bien los tres tipos de estrés ya mencionados y sus causas.

  • Quiropráctica

  • Pérdida de eso

  • Ejercicio

  • Baile

  • Sueño regular

Esperamos que estos consejos hayan sido de su ayuda y no dude en llamarnos para hacernos cualquier consulta o duda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *